martes, 23 de julio de 2019

Habitar el presente desde el Mindfulness, por Jon Kabat-Zinn




No hay más tiempo que el ahora. Contrariamente a lo que pensamos, nosotros no «vamos» de un lugar a otro y, en consecuencia, en ningún momento seremos más ricos que en este.



Aunque podamos creer que un momento futuro será más o menos agradable que este, en verdad no podemos saberlo.

Sea lo que sea lo que el futuro nos depare, no tendrá nada que ver con lo que esperamos o pensamos y, cuando llegue, será también un ahora, un momento que podremos olvidar con la misma fragilidad que olvidaremos este y que, en consecuencia, también se hallará de continuo sujeto al cambio y a todas las causas y condiciones que, en un momento anterior, le dieron origen.

Despertar de Jon Kabat-Zinn

viernes, 19 de julio de 2019

El maestro Matthieu Ricard dice



...Nosotros decimos que los signos de una meditación que aporta sus frutos son una mente perfectamente dominada, una desaparición de los estados mentales aflictivos, una conducta en armonía con las cualidades que el practicante se ha esforzado por desarrollar.



Si la meditación no consistiese más que en sentirse bien durante un momento, relajarse y vaciar la mente en otra burbuja de tranquilidad artificial, sería inútil, pues en cuanto fuésemos confrontados a la adversidad o a los conflictos interiores, recaeríamos de nuevo bajo su dominio.

La práctica meditativa debe traducirse en cambios reales, progresivos y duraderos en nuestra vivencia interior y en nuestra relación con el mundo.

He de decir que muchos meditadores experimentados que he encontrado poseen estas cualidades. De otro modo, estas prácticas meditativas no serían más que una pura y simple perdida de tiempo.

viernes, 12 de julio de 2019

Una comprensión correcta de la realidad


...Se puede expresar esta idea también en terminos darwinianos. Si nuestro modelo de mundo es correcto, estaremos menos sometidos a contradicciones, haremos menos juicios erroneos, afrontaremos mejor las dificultades corrientes de la vida, y nos causaremos menos sufrimiento.


Por tanto, tenemos que intentar concebir un modelo del mundo más realista.
Creo que todas las culturas tienen en común la necesidad perentoria de intentar comprender el mundo, pero las motivaciones y las estrategias difieren.
Reducir el sufrimiento es uno de los objetivos, no cabe duda, pero hay otros...
Los que poseen el conocimiento controlan mejor el mundo, dominan mas facilmente a los otros y tienen acceso privilegiado a los recursos.
Concebir modelos realistas del mundo aumenta la adecuación de los individuos a este mundo.
La ciencia es unos de los modos de adquisición de este conocimiento. Los descubrimientos científicos hallan una explicación clara y esclarecen las causas de los mecanismos.
La experiencia colectiva repersenta otra fuente de conocimiento, pero los saberes que derivan de ella muy a menudo permanecen implícitos: el individuo sabe, pero los origenes de su propio conocimiento siguen siendo opacos.
Existe también la estrategia que has explicado tu, la que apela a la introspección y a la práctica meditativa para conocer su propia condición. 
En fin, el sistema evolucionista, pragmático, permite establecer mejores representaciones del mundo.
Como seres humanos creativos, tenemos la posibilidad de imaginarnos modelos y de comprobarlos.
Así podemos seleccionar aquellos que funcionan mejor para nosotros, adherirnos a los que reducen el sufrimiento y abandonar los que lo aumentan.

CEREBRO Y MEDITACIÓN 
Diálogo entre el budismo y las neurociencias.
Matthieu Ricard y Wolf Singer

jueves, 4 de julio de 2019

Pensamiento de la semana Matthieu Ricard




Antes de querer cuidar a los demás, primero hay que ser capaz de amarse a sí mismo. Amarse a uno mismo no está basado en el sentido de deuda personal por la cual uno es responsable ante uno mismo, sino simplemente en el hecho de que, por naturaleza, todos nos esforzamos por ser feliz y no sufrir.
Es sólo después de la aceptación de esta benevolencia hacia uno mismo que es posible extenderla a todos los demás.
Resumido y adaptado de Les voies spirituelles du bonheur, Presses du Chatelet, Paris, 2002; Points Sagesse, Seuil, 2004. Versión inglesa: The Compassionate Life, Shambhala 2003
FOURTEENTH DALAI LAMA, TENZIN GYATSO (B. 1936)

miércoles, 19 de junio de 2019

Paladeando perdidas y sufrimientos cuando meditamos



Al llegar a nuestro propio centro de calma y clarividencia, nos volvemos menos susceptibles a las sensaciones de dolor y de desesperanza que pudieran hacer su aparición en esos momentos.

En mitad del dolor ya damos los pasos necesarios hacia lo que haya que hacer, hacia la afirmación de nuestra propia integridad, hacia la sanación.

La sugerencia de que ésta es una posible vía, no minimiza en absoluto el dolor ni el sufrimiento. Ambos son demasiado reales.

Equivale, más bien, a decir que, mientras nuestros trastornos emocionales van y vienen, o nuestro malestar nos domina y pesa sobre nosotros, también sabemos  -porque estamos paladeándolo- que nuestra fortaleza y nuestra capacidad de medrar y de llevar a cabo cambios, de superar los daños sufridos o nuestras pérdidas más queridas, no dependen de fuerzas externas ni de la casualidad.

Se encuentran ya aquí, dentro de nuestros corazones. En este preciso momento.

Jon Kabat-Zinn "Vivir con plenitud las crisis" pg 386.

viernes, 14 de junio de 2019

El entrenamiento de la mente



Como si nuestro cerebro, a diferencia de los músculos,¡no tuviese la necesidad de entrenamiento y no pudiera desarrollarse!

Aceptamos esta evidencia para nuestro cuerpo. Sabemos que el ejercicio físico desarrolla la respiración y los músculos, que una alimentación adecuada beneficia la salud, etc..

Pero estamos menos convencidos, o tal vez menos informados, que lo mismo ocurre con el psiquismo: el entrenamiento, la formación de la mente, o el ejercicio mental, también resultan muy interesantes. 

A nivel intelectual nos ayudan a "muscular" las capacidades de reflexión y de concentración; a nivel emocional, a evitar nuestras tendencias espontáneas hacia el estrés, el abatimiento, la cólera y todos los deslices a los que nos expone la cotidianidad.
La mayoría de nuestras capacidades psíquicas obedecen a las reglas del aprendizaje: cuanto más se practica, más se progresa


Cristophe André  Meditar día a día

viernes, 7 de junio de 2019





La epigenética designa el hecho de que heredamos un conjunto de genes cuya expresión puede ser modulada por las influencias que encontremos a lo largo de nuestra vida.


Puede tratarse de influencias exteriores, ser amado o maltratado, o bien de influencias interiores, ser ansioso o por el contrario conocer la paz de la mente.
Algunas de estas modificaciones pueden producirse en el útero.

Las investigaciones recientes han mostrado que la meditación tenía un efecto significativo en la expresión de un cierto número de genes, entre los cuales se hallan los que están relacionados con el estrés.

Matthieu Ricard y Wolf Singer en Cerebro y Meditación.