miércoles, 18 de septiembre de 2019

Estrés y ansiedad Por Matthieu Ricard




Estrés y ansiedad
Por Matthieu Ricard el 08 de septiembre de 2019


El estrés es una respuesta natural que agrupa todas nuestras energías para hacer frente a una emergencia, como, por ejemplo, huir de un elefante que carga. Sin embargo, si pasas todo el día pensando que te está cargando un elefante, es muy malo para tu salud. El estrés crónico debilita el sistema inmunitario, daña las neuronas cerebrales, genera niveles inusualmente altos de cortisol en la sangre, y así sucesivamente.

En nuestra vida diaria, el estrés puede ser provocado por un evento específico, una situación recurrente o la forma en que experimentamos el mundo. Su fuente es nuestra dificultad para lidiar o aceptar situaciones y sucesos. El estrés es un concentrado de esperanzas y miedos que invaden nuestra conciencia.

Un número creciente de estudios científicos demuestran que practicar meditación mindfulness durante 20 minutos al día durante un período de 8 semanas reduce significativamente el estrés, la ansiedad, la ira y la tendencia a la depresión.

Consejo # 1: Elimina tus preocupaciones.

Si hay una solución, entonces no hay necesidad de preocuparse. Si no hay solución, no tiene sentido preocuparse.

Consejo # 2: Una cosa a la vez.

Si tienes muchas cosas que hacer, haz una detrás de otra. De esta manera trabajarás más rápido y mejor. Estudios recientes realizados en la Universidad de Stanford revelaron que la multitarea en realidad reduce la capacidad de concentración de las personas e incluso ralentiza la capacidad de cambiar entre varias tareas. Los multitarea realizan peor todas las tareas que los no-multitarea en todas las tereas de atención que se han estudiado. En otras palabras, tardamos más tiempo haciendo multitarea y logramos peores resultados.

Consejo # 3: un poco de meditación.

Si te sientes atrapado por la ansiedad, haz una pausa momentánea y simplemente trata de ser consciente de esta ansiedad. A medida que "examines" tu ansiedad con el ojo de la atención plena, perderá su potencia. ¿Por qué? Porque la parte de tu mente que es consciente de la ansiedad no es ansiosa en sí misma. Es simplemente consciente. A medida que se expande la atención plena, la ansiedad que te molesta se desvanecerá gradualmente y dará paso a una renovada paz interior.

Matthieu Ricard
Monje budista, fotógrafo y autor

jueves, 12 de septiembre de 2019

Cómo hacer de la meditación un hábito diario




Cómo hacer de la meditación un hábito diario
Seis pasos para agregar meditación y conciencia a tu rutina diaria


 La conciencia de tu respiración puede servir como una base constante para la conciencia en todo lo que haces. Explora esta práctica de seis pasos para hacer de la atención plena parte de tu rutina diaria:

1.     Primero, selecciona un lugar adecuado para tu meditación regular
Puede estar donde puedas sentarte fácilmente con un mínimo de molestias: una esquina de tu habitación o cualquier otro lugar tranquilo de tu hogar. Coloca un cojín o silla de meditación allí para tu uso. 
Organiza lo que está alrededor para que te recuerde tu propósito meditativo, para que lo sientas como un espacio tranquilo. Disfruta creando este espacio para ti.

2.   Luego, establece un horario regular para practicar que se adapte a tu horario y temperamento. 
Si eres una persona mañanera, experimenta con una sesión antes del desayuno. Si la noche se adapta mejor a su temperamento u horario, intenta eso primero. Comienza sentándote diez o 20 minutos a la vez. Más tarde puede sentarse más tiempo o con más frecuencia. La meditación diaria puede llegar a ser como bañarse o cepillarse los dientes. Puede traerte limpieza y calma regular a tu corazón y mente.

3.   Encuentra una postura en la silla o cojín en la que puedas sentarte fácilmente sin rigidez, que tu cuerpo esté firmemente plantado en la tierra, que tus manos descansen fácilmente, tu corazón suave, tus ojos cerrados suavemente. Al principio siente tu cuerpo y conscientemente suaviza cualquier tensión obvia. Deja ir cualquier pensamiento o plan habitual.

4.   Atrae tu atención para sentir las sensaciones de tu respiraciónToma algunas respiraciones profundas para sentir dónde puedes sentir la respiración más fácilmente, como la frialdad o el hormigueo en las fosas nasales o la garganta, como el movimiento del pecho, o el aumento y la caída del vientre. Entonces deja que tu respiración sea natural. Siente las sensaciones de su respiración natural con mucho cuidado, relájate en cada respiración a medida que la sientes, notando cómo las suaves sensaciones de la respiración van y vienen con la respiración cambiante.

5.    Después de algunas respiraciones, tu mente probablemente vagará. 
Cuando notes esto, no importa cuánto tiempo o poco tiempo hayas estado fuera, simplemente vuelve a la siguiente respiración. Antes de regresar, puedes reconocer conscientemente dónde ha ido con una palabra suave en el fondo de su mente, como "pensar", "deambular", "escuchar", "picazón".
 Después de nombrar suavemente y en silencio dónde la atención se ha ido, suave y directamente vuelve a sentir el siguiente aliento. 
Más adelante, en tu meditación, podrás trabajar conscientemente con todos los lugares en los que tu mente vaga , pero para el entrenamiento inicial, lo mejor es una palabra de reconocimiento y un simple retorno a la respiración.

6.   Mientras te sientas, deja que la respiración cambie de ritmo de forma naturalpermitiéndote que sea corta, larga, rápida, lenta, áspera o fácil. Tranquilízate relajándote en la respiración. Cuando tu respiración se vuelva suave, deja que tu atención se vuelva suave y cuidadosa, tan suave como la respiración misma.

Como entrenar a un cachorro, vuelve suavemente mil veces. Durante semanas y meses de esta práctica, aprenderás gradualmente a calmarte y centrarate utilizando la respiración.

Habrá muchos ciclos en este proceso, días tormentosos que se alternan con días despejados. Solo quédate con eso. Mientras lo haces, escuchando profundamente, encontrarás que la atención plena desarrollada en la respiración te ayuda a conectar y calmar todo tu cuerpo y mente.

·  POR JACK KORNFIELD 
·  2 DE ENERO DE 2019
Publicado en la revista Mindful
healthy mind, healthy life

Experimenta Mindfulness con 
BMA & aktitud 
 Grupos de práctica semanal guiada.
 info@bmaktitud.com
 639336242




martes, 3 de septiembre de 2019

La meditación sedente




"Podemos y debemos ser amables y bondadosos con nosotros mismos y, al mismo tiempo sentarnos como si de ello dependiera nuestra vida porque, a la hora de la verdad, eso es ciertamente lo que ocurre"

Jon Kabat-Zinn. Despertar

http://editorialkairos.com/catalogo/despertar-libro-ii


martes, 27 de agosto de 2019


Gestiona tu estrés,

vive mejor.

Practica Mindfulness

Práctica y entrenamiento en atención plena a la respiración.
Alcanza mayores niveles de salud y bienestar, dentro del marco de la ciencia.
Información
Práctica grupal guiada
Cita semanal de dos horas, 8 sesiones.
Incluye audios para práctica individual  
Inversión 100 €

Lugar: Icaza Colaborando
C/ Alda. Mazarredo 47, Bilbao


Ciclo Otoño

Comienzo 9 de Octubre
Final 27 de Noviembre
Miércoles de 19 a 21 horas


www.bmaktitud.com
info@bmaktitud.com
Tel. 639 336 242

Apuntate

Tiempo





Cada momento del ahora nos brinda lo que bien podríamos llamar una ocasión crítica. Ignoramos lo que ocurrirá dentro de un instante.




El presente está preñado de posibilidades. Independientemente de lo que hagamos, digamos o experimentemos, el momento siguiente dependerá de nuestra presencia mental y será diferente de cómo habría sido de no haber prestado atención y de habernos quedado atrapados en alguno de los remolinos de la mente, del cuerpo o del paisaje mental.

Si cuidamos ahora ese futuro, cuando lleguemos a él también estaremos presentes. Pero el único modo de hacerlo consiste en cuidar del futuro de todos los momentos y esfuerzos pasados (es decir, el momento presente) y el único modo de hacerlo consiste en reconocer que cada momento es una ocasión crítica en la que se asienta el modo en que se desarrollará el mundo, su mundo y su vida.

El mejor modo de cuidar del futuro, pues, consiste en cultivar adecuadamente el presente.

Habitar el presente desde el Mindfulness, por Jon Kabat-Zinn- Letras Kairós

sábado, 24 de agosto de 2019

Disfruta de tu práctica



Si te gusta el silencio, medita en silencio. 
Si te gusta la música, medita con música.
Si te gusta andar, medita andando.
Si te gusta estar de pié, medita de pié.
Si te gusta sentarte, medita sentándote.
Si te gusta tumbarte, medita boca arriba.
Disfruta de tu postura, disfruta de tu práctica.
Medita.

BMA&aktitud. 
Beatriz Carretié.

martes, 23 de julio de 2019

Habitar el presente desde el Mindfulness, por Jon Kabat-Zinn




No hay más tiempo que el ahora. Contrariamente a lo que pensamos, nosotros no «vamos» de un lugar a otro y, en consecuencia, en ningún momento seremos más ricos que en este.



Aunque podamos creer que un momento futuro será más o menos agradable que este, en verdad no podemos saberlo.

Sea lo que sea lo que el futuro nos depare, no tendrá nada que ver con lo que esperamos o pensamos y, cuando llegue, será también un ahora, un momento que podremos olvidar con la misma fragilidad que olvidaremos este y que, en consecuencia, también se hallará de continuo sujeto al cambio y a todas las causas y condiciones que, en un momento anterior, le dieron origen.

Despertar de Jon Kabat-Zinn