jueves, 24 de enero de 2019

A través de la atención plena, nos despertamos gradualmente de las películas de nuestra mente



Atención plena: el carácter chino se compone de dos partes, la parte superior 今 que significa "ahora; esto" y la parte inferior 心 que significa "corazón; mente".


"La atención plena es la calidad y el poder de la mente que es consciente de lo que está sucediendo, sin juicios y sin interferencias. Es como un espejo que simplemente refleja lo que hay. 
Nos sirve de las maneras más sencillas, manteniéndonos conectados para lavarnos los dientes o tomar una taza de té. 
Nos mantiene conectados con las personas que nos rodean, de modo que no simplemente nos apresuremos en el ajetreo de nuestras vidas.

Podemos comenzar la práctica de la meditación de atención plena con la simple observación y el sentimiento de cada respiración. Inhalando, sabemos que estamos inhalando; exhalando, sabemos que estamos exhalando. 
Es muy simple, aunque no es fácil. Después de solo unas cuantas respiraciones, nos montamos en trenes de asociación, perdiéndonos en planes, recuerdos, juicios y fantasías.


Este hábito de la mente errante es muy fuerte, aunque nuestros ensueños a menudo no son agradables y, a veces, ni siquiera son verdaderos. Como Mark Twain lo expresó tan acertadamente, "Algunas de las peores cosas de mi vida nunca sucedieron". Así que tenemos que entrenar nuestras mentes, volviendo una y otra vez a la respiración, simplemente comenzando de nuevo.

Poco a poco, sin embargo, nuestras mentes se estabilizan y comenzamos a experimentar un espacio de calma interior y paz.

 Este ambiente de quietud interior hace posible una investigación más profunda de nuestros pensamientos y emociones. 
¿Qué es un pensamiento, ese fenómeno extraño y efímero que puede dominar nuestras vidas? Cuando miramos directamente a un pensamiento, vemos que es poco más que nada. Sin embargo, cuando pasa desapercibido, ejerce un poder tremendo.


Observa la diferencia entre estar perdido en un pensamiento y ser consciente de que estamos pensando. Tomar conciencia del pensamiento es como despertarse de un sueño o salir de una sala de cine después de haber sido absorbido por la historia. A través de la atención plena, nos despertamos gradualmente de las películas de nuestra mente ".

~ Joseph Goldstein ~

Traducido y maquetado por BMA&aktitud

No hay comentarios:

Publicar un comentario